5 Sencillos ejercicios de respiración contra la Ansiedad - Psicólogo en Leganés
16678
single,single-post,postid-16678,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

5 Sencillos ejercicios de respiración contra la Ansiedad

ejercicios para respirar contra la ansiedad

20 jun 5 Sencillos ejercicios de respiración contra la Ansiedad

El nivel de actividad en el que vivimos en nuestro día a día hace que nuestro nivel de tensión se vea aumentado afectando a muchos aspectos de nuestra vida.

Pensar en dedicarte tiempo en muchas ocasiones es impensable.

Para que puedas hacer frente a esa ansiedad de forma rápida te propongo la siguiente técnica.

Preparación

Adoptar una postura cómoda. Podemos tumbarnos o sentarnos en una silla sin notar presiones en la zona de la tripa. Nos quitaremos el cinturón e incluso podemos desabrochar un poco el pantalón. Pon una mano sobre el abdomen y la otra sobre el pecho para notar los cambios que se producen con el desarrollo de los distintos ejercicios.

5 ejercicios de resperiación contra la ansiedad

Ejercicio 1

Primero ponemos la mano en el abdomen. “Al respirar llevar el aire inspirado a la parte inferior de los pulmones, es decir al diafragma”. Notaremos como se eleva la mano. Una vez lleno mantendremos el aire y luego lo expulsaremos poco a poco.

Ejercicio 2

Ponemos una mano en el abdomen y la otra en la tripa. “Llevar el aire inspirado a la parte inferior de los pulmones y en la misma inspiración, de forma progresiva, llenar también la zona media de los pulmones”. Notaremos como primero se eleva la mano posicionada en el abdomen y posteriormente la de la tripa. Al expulsar el aire el orden será inverso.

Ejercicio 3

Ponemos una mano entre el abdomen y la tripa y la otra en la zona del pecho. “Llevar el aire inspirado a la parte inferior, media y superior de los pulmones de forma progresiva”. Al respirar de este modo notaremos que primero sube la mano posicionada en la zona más baja y después la del pecho. Al expulsar el aire vaciaremos primero la zona inferior y luego la superior.

Ejercicio 4

Una vez que ya hemos aprendido a respirar con las tres zonas el objetivo es hacer más completa y regular esta forma de respiración. (Tres tiempos)

Ejercicio 5

El último paso consiste en establecer una adecuada alternancia respiratoria sin que sea necesario fragmentar la inspiración. (Continuo)
El uso de esta técnica es más eficaz si la combinas con otras como la relajación muscular o la evocación de imágenes.
Si prácticas estos ejercicios de forma constante dedicando 2 minutos al día durante una semana podrás notar como tu tensión se ve reducida. Sin embargo, probablemente esta tensión viene generada por diversos aspectos que es posible necesites trabajar.

 

Si no logras encontrarte mejor, llámanos y trabajaremos juntos para conseguirlo 675873607

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento