Tengo ansiedad. No paro de comer - Psicólogo en Leganés
17193
single,single-post,postid-17193,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Tengo ansiedad. No paro de comer

comer_8

10 feb Tengo ansiedad. No paro de comer

El comer y el desarrollo personalcomer_0

La alimentación del ser humano es mucho más que un proceso natural de nutrición fisiológica. Ella está en la base de la estructura de la personalidad en unión con las emociones y sentimientos positivos y negativos de amplio espectro. El niño desde sus inicios experimenta una amplia gama de sentimientos y emociones positivas en el acto de comer como: el placer del gusto, el cariño, confort, protección, amor, o sentimientos negativos como: el hambre no saciada, la irritación, la inseguridad, el descontrol, el miedo y algunas insuficiencias.

comer_2Por otra parte, los actos de comer y beber no sólo representan una conducta biológica destinada a la supervivencia, sino que son actos que tienen en conjunto un gran significado social y cultural.

Por lo tanto, el problema de la ingesta de comida necesita considerar aspectos que van más allá de la nutrición, porque lo que está en juego es el ser humano en su totalidad, incluyendo sus emociones, sentimientos, comportamientos, y por tanto su personalidad.

 

Comer y equilibro personal

Cuando nuestro cuerpo necesita nutrientes se produce la sensación de hambre, es hambre fisiológico, por lo que cualquier alimento cubre la necesidad del organismo y cuando está cubierta se produce la sensación de saciación. Por otro lado, se produce la apetencia que es la necesidad emocional de consumir un determinado alimento. Estas dos sensaciones normalmente van unidas, de esta manera cuando tenemos hambre comemos cosas que nos gustan disfrutando de ese momento de ingesta.

Cuando tenemoscomer_1 problemas emocionales estos dos procesos se disocian, esto es, se separan y ya no funcionan simultáneamente, de modo que cuando tenemos hambre comemos y nos saciamos pero cuando tenemos apetencia nos resulta más difícil parar ya que no se produce esa sensación de saciación.

 

Las emociones y el comer

La alimentación afecta a cómo nos sentimos y cómo nos sentimos afecta a la alimentación.

Hay distintas claves psicológicas que tienen mucha relación con el éxito a la hora de aprender a comerseguir una dieta. Hay distintas herramientas que ayudan a llevar un plan dietético con éxito.

Las emociones son un aspecto fundamental para poder cambiar costumbres que afectan a la alimentación. La ansiedad es un estado que altera de forma notable la conducta de comer. Cuando aparece la ansiedad o incluso el aburrimiento, no se come por cuestiones nutricionales sino que se ingieren alimentos sin control.

comer_4     comer_5    comer_6

La persona en armonía, adaptada a las tensiones de su ambiente, presenta unas reacciones normales a las sensaciones de hambre y sed, sin caer en trastornos por exceso o defecto.

Hay que poder comer teniendo en cuenta el placer que nos produce al paladar y no como medida de control emocional. Para ello, a la hora de hacer dietas debemos tener en cuenta que no son útiles las estrategias generalizadas de alimentación, sino que las estrategias individualizadas son mucho más efectivas a la hora de atender y cubrir las preferencias, necesidades, evolución y condiciones particulares de cada individuo.

 

Claves para controlar el comer emocionalmente

comer_1

  • Tener motivación
  • Planificar objetivos realistas
  • Creer que se puede conseguir
  • Buen estado de ánimo

 

 

Cambiar la forma de comer no es fácil. La ansiedad o el estrés son factores que influyen en la conducta de comer. Por esto es importante trabajar los estados emocionales a la vez que se trabaja la conducta de comer.

Neurotransmisores como la dopamina y la serotonina hacen que sientas placer y bienestar. Se consideran antidepresivos naturales. Así, en ocasiones utilizamos la comida para conseguir el placer que no obtenemos de otra manera.comer_3

CONTROL DE NUESTRA INGESTA EMOCIONAL

  • Analiza la emoción que está sintiendo: Nosotros no nos sentimos bien o mal a secas, nos sentimos enfadados, frustrados, decepcionados, tristes, etc. Analizando qué es lo que sientes, conseguirás ir a la raíz de tu malestar, y optar por soluciones más adecuadas al problema. Por ejemplo, si te sientes enfadada o enfadado por que un amigo tuyo fue grosero contigo, la solución de este malestar no la encontrarás en comerte un helado o un pastel, la encontrarás comunicando tu malestar a tu amigo.

 

  • Practica ejercicio: El ejercicio te ayudara a asumir control sobre la comida. Cuando hacemos ejercicio disipamos la tensión generada en otras situaciones por lo que no tendrás que recurrir a la comida para hacerlo.

 

  • comer_7Párate y piensa: el comer emocional es impulsivo. Así, no pensamos en las consecuencias de la conducta que vamos a realizar y  se debe hacer de una manera inminente, inmediata, con urgencia. Por tanto, antes de recurrir a la comida tómate tu tiempo para reflexionar si esa es la solución que estas buscando o solo estás respondiendo a un impulso. Piensa si lo que sientes es hambre o apetencia o si es algo que responde a una emoción concreta que deberías gestionar de otra manera. Si te tomas tiempo para analizar que es lo que pasa, darás el tiempo suficiente para que el impulso no controle tu conducta.

 

  • No te prohíbas nada: Cuando nos prohibimos alimentos, éstos se convierten en un objeto de deseo y por tanto el impulso será más irrefrenable. Si comes algo disfrútalo para ser consciente de ello y no te culpes por hacerlo.

 

  • Come conscientemente: No comas solo con la boca, come con todos tus sentidos. Disfruta del olor de tu comida, disfruta de su presentación. Analiza texturas, sabores, temperaturas. Saborea los alimentos siendo consciente de las sensaciones que estos generan en tu cuerpo.

 

  • Otorga la importancia que se merece la alimentación: Planifica tus comidas de igual manera que organizas otros aspectos de tu vida. Haz una organización de lo que vas a comer y con esto elabora una lista de la compra, así evitarás compras no necesarias de las que puedas echar mano en momentos emocionales negativos. De esta manera además crearas un habito saludable de alimentación.

 

Contar con tu opinión sobre el documento sería de gran utilidad.

También puedes contactar conmigo a través del 6 75 87 36 07

2 Comments
  • Dedicated server
    Posted at 01:52h, 17 marzo Responder

    Entre las alternativas está, comer con más frecuencia pero en menos cantidad, para evitar sentir mucha hambre y desencadenar la ansiedad por la comida y comer compulsivamente. También planificar las comidas, no dejar lo que vamos a comer en manos de la improvisacion, asi es mas facil tener controlado lo que queremos comer.

Escribe tu comentario

Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance